Robo en Canadá: Yamil Peralta despojado del triunfo ante Rozicki

 Yamil Peralta vs. Ryan Rozicki - Fallo // Argentina Boxing Promotions - Mario Margossian

Yamil Peralta vs. Ryan Rozicki - Fallo // Argentina Boxing Promotions - Mario Margossian

El campeón argentino, sudamericano y latino crucero, el doble olímpico Yamil Peralta, fue notoriamente perjudicado frente al noqueador canadiense Ryan Rozicki, producto de una tan polémica como inmerecida decisión, que decretó vencedor al local por puntos, en un escandaloso fallo dividido, tras doce asaltos, quien así conquistó el título internacional crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que se encontraba vacante, en un duelo de clasificados mundiales que fue el combate estelar de la velada desarrollada el sábado por la noche en el Centre 200 Stadium de Sydney, Nova Scotia, Canadá, en una nueva apuesta de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En un desafío fundamental para ambos, Peralta (ahora 13-1, 6 KOs), olímpico en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016, actual N° 10 del ranking mundial crucero CMB, dominó de principio a fin a Rozicki (15-1, 14 KOs), N° 9 del mismo escalafón y ex retador mundialista puente CMB, y fue privado de lo que debería haber sido una amplia e inobjetable victoria. Amparado en su mayor línea técnica, veloces desplazamientos y la gran diferencia de precisión, el olímpico sacó claras ventajas. Desde la media y larga distancia, combinó ráfagas de jab zurdo y derechas cruzadas y ascendentes al rostro, que terminó inflamado. Más allá de cambiar el aire en el cierre del quinto round, el frontal Rozicki jamás lo encontró. Sumamente frontal, el canadiense avanzaba pero prácticamente no lanzaba. Y cuando lo hacía, sus arrestos no encontraban destino. Con un incesante trabajo de piernas y rapidez de contragolpe, Peralta acrecentaba su dominio. Incluso en el noveno, lo conmovió con una seguidilla de cross y uppercuts de ambos puños al mentón. El canadiense, frustrado y desordenado, incurría en continuas infracciones. Por momentos, fue una lección de boxeo. Sin embargo, en el décimo, el árbitro local Hubert Earle le descontó un punto al argentino, producto de supuestos amarres, cuando quien cometía las faltas era su rival. Era demasiado evidente.

Tras la campana definitiva, el bonaerense celebraba. Enfrente, el dueño de casa cabizbajo se fue resignado a su rincón. Ambos sabían quién debía ser el ganador.

Las tarjetas demoraron mucho en ser anunciadas. Al momento de la lectura, quedó claro por qué. Los tres jueces, todos canadienses -y todos de Nova Scotia-, decretaron lo inexplicable: Wayne Gray 97-93 -insólito-, y Robert MacAvoy 95-94, ambas para Rozicki, mientras que Craig Smith 95-94 para Peralta.

HASTA ROZICKI RECONOCIÓ LA VICTORIA DE PERALTA

Inmediatamente después del fallo, Rozicki le levantó la mano a Peralta sobre el ring, indicando que el triunfo correspondía al bonaerense. Una vez descendido del ring, el canadiense lo repitió cuando lo ratificó a la prensa en sus declaraciones.

“Peralta fue el ganador de la pelea esta noche. Debió ser el legítimo ganador”, reconoció Rozicki con los medios. Incluso reiteró la frase con continuidad, remarcando su opinión.

LA PALABRA DE YAMIL PERALTA, RESIGNADO

“Le agradezco a la gente de Sydney por la hospitalidad y por el cariño brindado. También a Mario Margossian por conseguir esta pelea, y a Ryan por pelear de igual a igual y decir que gané la pelea. Yo también creo que gané la pelea. Tendría que estar llevándome el cinturón”, manifestó el doblo olímpico.

DECLARACIONES DE MARIO MARGOSSIAN

“Es una noche muy triste para el boxeo y para el deporte en general. Yamil Peralta ganó claramente el combate. No existe ningún tipo de justificación de lo ocurrido. Está a la vista de todos. Desde algunas determinaciones del árbitro, hasta la decisión de los jurados. Hechos como éste manchan al boxeo, le quitan credibilidad”, manifestó Mario Margossian, promotor y representante de Peralta.

Y continuó. “Todos lo vieron. Yamil hizo una pelea muy inteligente. Todos saben bien quién ganó. Excluyo de esto a Ryan Rozicki que tuvo la valentía de reconocer la derrota. Y lo hizo público con sus declaraciones a los medios. Ya he hablado con Mauricio Sulaimán (presidente del CMB), y Mauro Betti (CMB internacional). El CMB se comprometió a analizar lo sucedido y tomar las acciones necesarias. Es imperioso que así sea”, remarcó.

EL ATRACO CONTRA YAMIL PERALTA, ROUND POR ROUND

Boxeando desde afuera, Peralta marcó la distancia de entrada con su jab zurdo en punta. Desplazándose lateralmente, filtró su izquierda cruzada firme a la mandíbula de un local que no lo encontraba. Frente a Rozicki que avanzaba frontal y aparatoso, desde afuera en el segundo el bonaerense repitió su punzante izquierda seguida de su cross diestro a la mejilla. Ante los yerros del canadiense en el tercero y cuarto, el doble olímpico seguía combinando sus jabs con rectos y cruzados plenos al rostro, que incluso ya ocasionaban una inflamación en su pómulo derecho.

Recién en el quinto, Rozicki aprovechó una merma del bonaerense y acertó dos derechas boleadas a la mejilla. Con el local avanzando más suelto en el sexto, se las ingeniaba para impactar a la zona alta de un bonaerense con menos desplazamientos. En el séptimo regresó la movilidad de Peralta. En la corta distancia, intercambiaron cruzados al rostro, pero la mayor precisión del visitante sacaba ventaja.

En el octavo reapareció parte de lo mejor del doble olímpico. Con desplazamientos laterales, encontró ángulos para filtrar largos jabs zurdos y derechas rectas y cruzados al rostro. Con el errático noqueador local avanzando sin encontrarlo, Peralta se plantó en el noveno combinó sus potentes derechas e izquierdas cruzadas y ascendentes al mentón, con que lo frenó en seco.

En el décimo, Rozicki salió desesperado a atropellarlo. Sin ideas, impactó golpes antirreglamentarios. Sin embargo, el árbitro Earle le descontó insólitamente un punto al bonaerense. Agachando la cabeza, el local avanzaba y erraba todo lo que lanzaba. Enfrente, Peralta impactaba, salía, y siguió sumando, hasta la campana definitiva.

Tras ello, los rostros de ambos lo decían todo. Peralta festejaba y Rozicki, cabizbajo, llegaba resignado a su rincón. El silencio en el estadio era testigo de lo que debía ser victoria visitante. Sin embargo, los jueces se encargaron de arruinarlo. Una decisión bochornosa. Un escándalo.

A los 30 años, Peralta, que pesó 197.2 libras -89,448 kg.-, que llegaba del pasado 15 de enero dominar a Mariano Gudiño en fallo unánime en defensa de sus coronas argentina y latina CMB crucero, resigna injustamente su invicto. En tanto Rozicki (197.8 lbs. -89,720 kg.-.), quien tras haber disputado el cetro mundial puente CMB al caer con el colombiano Oscar Rivas por puntos el 22 de octubre último, venía del 19 de marzo despachar al mexicano Germán García por nocaut técnico en el segundo round, se lleva un cinturón que sabe que no ganó.