Quintana noqueó a Daneff en gran pelea, Peralta dominó a Karalitzky

 Agustín Quintana vs. Claudio Daneff - Mario Margossian

Agustín Quintana vs. Claudio Daneff - Mario Margossian

El ascendente bonaerense Agustín “Sugar” Quintana acabó con el doble campeón latino bonaerense Claudio “Chaíto” Daneff, por nocaut técnico en el séptimo asalto, y así conquistó el título latino ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Microestadio Municipal de Hurlingham, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, que fue televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el combate semiestelar de la noche, el campeón argentino, sudamericano y latino CMB crucero, el doble olímpico e invicto bonaerense Yamil Peralta, dominó al bonaerense Marcos “El Comandante” Karalitzky, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras ocho rounds, en una revancha.

Por nivel, línea técnica, proyección y sobre todo el momento en que los encontraba, la pelea central se presentaba como uno de esos choques electrizantes y sumamente equilibrados, que pocas veces se ven en esta instancia. Y sobre el ring, el ganador fue muy superior. Quintana (ahora 14-1-1, 10 KOs), N° 3 del mismo escalafón, que fuera campeón fedebol ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), sacó amplias diferencias sobre Daneff (11-2-1, 7 KOs), N° 1 del ranking argentino ligero, doble campeón latino CMB. Luego de un inicio algo equilibrado, Quintana se adueñó del ring y con un poderío físico y precisión sacó ventajas. Si bien la pelea era disputada, y ambos conectaban, la diferencia en el daño producido por los impactos era notoria. Por eso en el séptimo round, el apodado “Sugar” primero descargó un contundente boleado diestro a la sien, que motivó una cuenta de pie por parte del árbitro Gustavo Tomás. Y con Daneff aún conmovido, tras el pase lo sometió hasta que Tomás detuvo las acciones, y generó el festejo del nuevo campeón.

Luego de un inicio equilibrado, y donde Daneff filtró sus envíos, Quintana comenzó a tomar el control. Plantado en el ring, se afirmó a partir del segundo round. Con solidez, soltó su izquierda seguida de ráfagas de derecha que llegaron al rostro rival. Desde afuera, Daneff contestaba combinando su jab diestro con su gancho zurdo al cuerpo y su derecha cruzada a la mejilla. Pero se peleaba en el terreno planteado por Quintana.

Afirmado desde el centro, “Sugar” fue creciendo con el paso de los capítulos. Si bien “Chaíto” impactaba manos plenas, no lo movía. Y la diferencia se sentía. Los envíos a fondo de Quintana dañaban el marcado rostro rival. Así fue que en el quinto round, con una contundente derecha cruzada lo dejó parado en seco. Daneff respondió con un cross diestro a la mejilla, que frenó el ataque rival. Ambos conectaban. Pero las diferencias de fortaleza y castigo producido eran notorias.

Por eso, tras un sexto capítulo algo cerrado, en el séptimo llegaría la definición. Confiado, Quintana descargó un contundente boleado diestro a la sien, que lo hizo rebotar en la esquina, lo que motivó la cuenta de pie de Gustavo Tomás. Y tras el pase, sería todo. Con Daneff aún sentido, “Sugar” hizo honor a su apodo y lo sometió con sus cruzados a la mandíbula, hasta que Tomás intervino y decretó el fuera de combate a los 2’:48” del episodio.

Así, Quintana, que pesó 61,100 kg., quien había despachado a Gabriel Puñalef Calfín en dos rounds y obtuvo el título fedebol ligero AMB, llegaba del 18 de diciembre dar cuenta de Cristian Villarreal al detenerlo en el quinto, obtiene su mayor logro. En tanto Daneff (60,800 kg.), que había conquistado el título latino ligero sobre Miguel Antín en fallo unánime, y venía del 28 de diciembre repetir resultado sobre Agustín Gerbaldo Kucharski por el título latino superligero, frenó su andar.

PERALTA REPITIÓ SOBRE KARALITZKY EN LA REVANCHA

En el combate semiestelar, el campeón argentino, sudamericano y latino CMB de los cruceros, el doble olímpico e invicto bonaerense Yamil Peralta (90,250 kg. y 10-0, 4 KOs), dominó al bonaerense Marcos “El Comandante” Karalitzky (89,200 kg. y 7-5-2, 2 KOs), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras ocho rounds, luego de que el pasado 30 de octubre se impusiera en fallo unánime para defender su título sudamericano.

Las tarjetas de los jueces fueron: Maximiliano Dolce 78-74, Jorge Gorini 80-73½, y Javier Geido 79-73.

Con su mayor línea técnica, precisión y profundidad de sus envíos, el olímpico en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, manejó con comodidad la pelea. Consolidado como el N° 15 del ranking mundial crucero CMB, se tomó sus tiempos hasta que soltó su largo jab zurdo seguido de su cross diestro firme el rostro. Frente a un Karalitzky que retrocedía, Peralta estiró diferencias, aunque sin desbordarlo.

Recién en el final de cuarto round, impactó dos contundentes izquierdas y derechas cruzadas al mentón, que lo hizo dar dos pasos hacia atrás. Entre los amarres de su rival, y a pesar de que el ritmo no arrancaba, Peralta hacía lo necesario para extender su ventaja. Sus derechas las filtraba rectas y cruzadas al mentón y en gancho a las costillas. Más allá de algún arresto esporádico, no sufría golpes rivales. Pero en el séptimo lo desbordó. Combinó con profundidad sus cruzados y ascendentes al mentón y sus ganchos al cuerpo, con que lo hizo trastabillar. Y con el valiente Karalitzky aún sentido, Peralta estuvo cerca de la definición sobre el final, pero debió esperar a la campana definitiva.

TRIUNFOS DE FONSECA, PERALTA Y PÉREZ

Más allá de los duelos principales, una cartelera con importantes nombres completó la noche. En categoría welter, el invicto porteño Leandro “Huracán” Fonseca (66,050 kg. y 7-0-1, 2 KOs) doblegó al marplatense Facundo “El Humilde” Rojas (65,950 kg. y 4-5-1), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Marcos Barbero 60-54, Javier Geido 60-54, y Maximiliano Dolce 60-54.

En división welter, el bonaerense Yoel “El Chacal” Peralta (66,100 kg. y 8-1, 2 KOs), hermano de Yamil, dio cuenta del santacruceño Denis “Foquito” Andrade (66,600 kg. y 5-6, 2 KOs), por nocaut técnico en el sexto capítulo, luego de enviarlo al suelo dos veces en ese episodio, por lo que el árbitro Antonio Zaragoza señaló el final al 1’:00” del mismo.

Finalmente, en peso superpluma, el salteño Antonio “Carbón” Pérez (58,900 kg. y 8-1, 2 KOs) venció al bonaerense Jesús “Chechu” Daneff (58,550 kg. y 8-6-2, 3 KOs), hermano de Claudio, por puntos, en decisión dividida, tras seis capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Jorge Gorini 58-56 para Daneff, Marcos Barbero 58-56 para Pérez, y Alejandro Bokser 58-56 para Pérez.

LA PALABRA DE MARIO MARGOSSIAN

“Estamos muy contentos con la velada que tuvimos. En primer lugar, ya se sabía que le pelea estelar era de lo mejor que se puede presentar en Argentina. Y no defraudaron. Quintana y Daneff se brindaron con todo sobre el ring en un combate de altísimo nivel. Sin embargo, Quintana sacó muchas ventajas físicas, boxeó con inteligencia, conectó con precisión y lució para ganar. Daneff es un excelente boxeador. Y eso resalta aún más el triunfo de Quintana. Hizo un gran combate. Felicito tanto a Agustín como a Claudio, por el enorme espectáculo que nos entregaron. Peleas como éstas son las que tan bien le hacen a nuestro boxeo”, indicó Mario Margossian.

“Agustín dejó en claro que es un grandísimo peleador con su victoria. Y se lleva el título en forma más que merecida. Sabemos que en sus próximas presentaciones lo tendremos luciendo nuevamente. Y Claudio, no se queda atrás. Es joven y tiene todo para dar. Seguiremos firmes con él, como desde el primer. Volverá con todo y de vuelta a la senda exitosa, a la que nos tiene acostumbrados”, agregó.

“Además, Yamil Peralta volvió a demostrar que es el mejor peso crucero de la región. Nuevamente dominó a Karalitzky, que siempre es un rival muy complicado. Tenemos grandes planes para Yamil. Es otro de nuestros boxeadores que no tiene techo”, consideró Mario Margossian. Y continuó. “También tuvimos muy interesantes complementos. Leandro Fonseca volvió a lucir como siempre y derrotó cómodamente a Facundo Rojas. Por otro lado, Yoel Peralta consiguió un importante nocaut sobre Denis Andrade. Finalmente, Antonio Pérez y Jesús Daneff nos entregaron un intenso espectáculo, que terminó en poder de Pérez. Pero sin dudas amerita una revancha. Por todo esto, tuvimos una verdadera fiesta deportiva”, finalizó Mario Margossian.