Pérez superó a Arce, Abellaneda doblegó a Alaniz

 Antonio Pérez vs. Facundo Arce - Mario Margossian

Antonio Pérez vs. Facundo Arce - Mario Margossian

El ascendente salteño Antonio “Carbón” Pérez se impuso sobre el doble campeón fedebol bonaerense Facundo “Topo” Arce, por puntos, en fallo mayoritario, tras diez asaltos, y así lo destronó del título fedebol ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en el combate estelar de la velada desarrollada el jueves por la noche en el Complejo Deportivo del Club Atlético, Social y Deportivo Camioneros, en Luis Guillón, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, que fue televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el otro combate estelar de la noche, la campeona argentina ligero, la sanjuanina Yamila Abellaneda, doblegó a la mendocina Karen Alaniz, por puntos, en fallo mayoritario, tras diez asaltos, y así defendió por tercera ocasión su título argentino ligero, en una revancha.

En una pelea frenética, ambos lanzaron de principio a fin y dejaron todo en el ring. Luego de un inicio más agresivo del campeón, y conectando con profundidad, Pérez (ahora 9-1, 2 KOs) emparejó el trámite. Suelto y más activo, combinó envíos con continuidad. Arce (13-4-2, 6 KOs), que también fuera monarca fedebol pluma AMB, había bajado la intensidad, pero igual respondía. Por momentos, el duelo se planteaba entre un retador que lanzaba en mayor cantidad -no siempre llegando a destino-, y el campeón impactaba menos, aunque con mayor potencia. No obstante, Arce cerró mejor y la expectativa giraba en torno al resultado. Así, llegaron al final de un intenso y equilibrado espectáculo, que pide a gritos una revancha.

Las tarjetas de los jueces expresaron una exigua diferencia, al decretar: Jorge Gorini 95-95, Javier Geido 96-94, y Alejandro Bokser 96-94, ambas para Pérez.

En el inicio, Arce mostró su habitual agresividad. Soltó sus largas izquierdas y derechas cruzadas que resonaban en el rostro rival. Parado de contragolpe, Pérez respondía, pero sin encontrarlo con justeza. A partir del cuarto round, el salteño se mostró más suelto. Sumado a su mayor movilidad, dejó los envíos del campeón en el aire y filtró punzantes derechas cruzadas y ascendentes a la mandíbula. Sin embargo, Arce seguía impactando. Sus profundas combinaciones frenaban en seco el arresto rival.

En la segunda mitad, la pelea no tuvo descanso. Ambos se cruzaban en resonantes intercambios. Más elástico, “Carbón” lanzaba en mayor cantidad y anticipaba envíos del campeón, con sus uppercuts y cruzados al rostro. No obstante, bajaba su guardia y “El Topo” lo aprovechaba con sus derechas directas a la mejilla.

En el octavo capítulo, Pérez lo sometió con una ráfaga de ascendentes y cruzados a la mandíbula de un Arce que recibía sobre las cuerdas. Pero justo previo a la campana, fue detenido por un contundente uppercut sobre su mentón. Si bien no se daban respiro, sobre el final, el campeón sacó su fiereza y combinó con contundencia sus izquierdas y derechas cruzadas al mentón, para cerrar así una pelea digna de revancha.

A los 24 años, Pérez, que registró 60,600 kg., N° 7 del ranking argentino superpluma, y que llegaba 25 de junio vencer a Jesús Daneff en decisión dividida, conquista su mayor victoria. Arce (60,400 kg.), un año mayor, N° 6 del mismo escalafón, resignó el cetro que conquistó el 14 de mayo al doblegar a Nicolás Paz en fallo dividido.

ABELLANEDA DOBLEGÓ A ALANIZ EN UNA INTENSA REVANCHA

En el otro combate estelar de la noche, la campeona argentina ligero, la sanjuanina Yamila Abellaneda (60,650 kg. y 12-4-1, 3 KOs) doblegó a a la mendocina Karen Alaniz (59,800 kg. y 5-5-1, 1 KO), por puntos, en fallo mayoritario, tras diez asaltos, y así defendió por tercera ocasión su corona, en una revancha, y así repitió lo ocurrido el pasado 19 de diciembre cuando se impuso en fallo unánime en este mismo escenario.

Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 95-95, Jorge Gorini 98-92, y Alejandro Bokser 98-92, ambas para Abellaneda.

En un encuentro intenso, ambas intercambiaron golpes casi de principio a fin. La campeona tomó siempre la iniciativa y filtró sus envíos al rostro de una retadora que respondía de contragolpe. Ambas se mostraron sumamente agresivas. Abellaneda fue una máquina de ir hacia adelante y conectó sus cruzados y ascendentes a la mandíbula. Sin amilanarse, Alaniz contraatacaba con uppercuts al rostro y ganchos a las costillas. La pelea no daba respiro, aunque los golpes más plenos eran de la campeona.

Pero de tanto ir, Abellaneda sacó ventajas con sus constantes descargas a la mandíbula, en forma de derecha e izquierda en cross y uppercut. Sus profundas combinaciones de recto y cruzado llegaron siempre al rostro de su rival, que finalizó con su pómulo izquierdo visiblemente inflamado. Así, cerró mejor la pelea y se quedó el desquite luego de un intenso espectáculo.

Así, con 27 años, Abellaneda defendió el cetro que conquistó el 21 de febrero de 2020 al dominar a la chaqueña Pamela Benavídez en amplio fallo unánime, y que retuvo sobre Alaniz y sobre Paola Benavídez, frente a quien igualó el 2 de abril.

ANAHÍ LÓPEZ VOLVIÓ A LUCIR

Más allá de los duelos estelares, dos peleas más completaron la noche. En el principal combate complementario, en categoría supermosca, la campeona mundial mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la invicta juninense Anahí “La Indiecita” López (51,250 kg. y 19-0-1, 1 KO), dominó a la porteña Lucía Ruiz (51,150 kg. y 2-5), por puntos, en amplio fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 60-54, Carlos Villegas 59-55, y Marcos Barbero 60-54.

Con su línea técnica, velocidad y un permanente trabajo de piernas, la campeona manejó cada pasaje de la pelea. Frente a una rival que la superaba en talla, filtró sus izquierdas y derechas cruzadas y rectas al rostro cada vez que se lo propuso, para llevarse una amplia victoria. A los 26 años, la apodada “Indiecita” está consolidada una de las más destacadas del planeta. Y luego del triunfo, se prepara para una nueva defensa mundialista.

Finalmente, en división minimosca, la ex integrante de la selección argentina, la porteña Oriana Sánchez (48,600 kg. y 1-1), venció a la debutante bonaerense Claudia Landaida (47,250 kg. y 0-1), por puntos, en decisión unánime, tras cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Villegas 40-36, Alejandro Bokser 39½-37, y Marcos Barbero 40-36.

LA PALABRA DE MARIO MARGOSSIAN

“Hemos tenido un evento fantástico. El combate entre Antonio Pérez y Facundo Arce fue sumamente equilibrado y electrizante, como se anticipaba. Los dos dejaron todo sobre el ring. Realizaron un espectáculo de una intensidad pocas veces vista. Sinceramente, hubo rounds difíciles de fallar, porque los dos eran una máquina de tirar. La pelea fue muy pareja. Además, la revancha entre Yamila Abellaneda y Karen Alaniz no se quedó atrás. Ya habían realizado un gran espectáculo cuando se enfrentaron en diciembre. Y esta vez fue aún mayor. Yamila ganó bien, pero Karen hizo un combate digno de ser destacado. La agresividad que mostraron no es muy habitual en un combate de esta índole. Así que los cuatro se merecen un enorme reconocimiento”, indicó Mario Margossian. “Siempre es un placer regresar a Luis Guillón, un municipio que apuesta por el deporte. Por eso, sabemos que será una noche que todos disfrutaremos”, agregó.

“Fuera de ello, tuvimos importantes nombres en los combates complementarios. Anahí López es de lo mejor que hay en el planeta. Es una campeona mundial sólida, talentosa y por eso marcha invicta. Y hoy volvió a demostrarlo. Tenía enfrente una rival mucho más alta, y de mayor alcance, y la derrotó ampliamente. Una vez más, mostró que tiene un talento sin límites. Finalmente, la victoria de Oriana Sánchez sobre Landaida también fue una pelea entretenida. Por todo esto, nos vamos muy conformes con el espectáculo desarrollado”, consideró Mario Margossian.