Pérez dominó a Villanueva en Mar del Plata

 Hernán Pérez - Mario Margossian

Hernán Pérez - Mario Margossian

El campeón sudamericano mediopesado y fedebol supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el bonaerense Hernán “El Picante” Pérez, se impuso sobre el cordobés Pablo Villanueva, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, en el combate estelar de la velada desarrollada el viernes por la noche en el Talleres Fútbol Club de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En un enfrentamiento de trámite pausado, Pérez (ahora 8-3, 3 KOs) sacó rápidamente ventajas gracias a su movilidad y su constante trabajo con sus jabs zurdos y derechas cruzadas a la mandíbula de Villanueva (10-4-1), que poco pudo hacer para descifrarlo. A pesar de ser más pequeño físicamente, el doble campeón se las ingenió para filtrar sus precisos envíos al rostro, con acumuló amplias diferencias. Mucho más veloz, entraba y salía desde la media distancia, conectando arriba y desplazándose lateralmente. Así, se plantó con autoridad y solidez para llevarse la decisión, y ratificar su chapa por primera vez de favorito.

Las tarjetas de los jueces fueron algo más exiguas de lo exhibido sobre el ring, al decretar: Guillermo Armani 97-96, Ángel Gorreri 97-93, y Mariano Páez 99-94, todas a favor de Pérez.

Más allá de algunos arrestos de Villanueva producto de su mayor alcance de brazos, el N° 1 del ranking argentino mediopesado siempre llevó las riendas de la contienda, Más sólido, mantenía la distancia, impactaba y hacía fallar a un rival impotente, que no lo encontraba. Con el paso de los rounds, las ventajas eran cada vez más holgadas. A pesar de no desbordarlo, Pérez mantuvo el control con autoridad. Sobre el final, “El Picante” siguió apegado a su plan y repitió sus ráfagas de jab zurdo y cross diestro al rostro, para asegurarse el merecido triunfo.

Así, Pérez, que pesó 78,800 kg., ratifica su gran 2021. El 8 de enero protagonizó una de las sorpresas más importantes de los últimos años en el boxeo argentino cuando dejó sin invicto al noqueador Matías Lovera en fallo unánime -desquitándose de su derrota-, y se alzó con el título fedebol. Sin conformarse, el 26 de febrero noqueó al ex campeón argentino Walter Sequeira en el octavo round y agregó el título sudamericano mediopesado. A los 31 años, sumo una nueva victoria ante Villanueva (79,300 kg.), y va por más.

FONSECA VOLVIÓ A DOMINAR A SACRINGI Y MUCHO MÁS

Más allá del duelo estelar, una atractiva programación completó la cartelera. En el combate semiestelar, desarrollado en categoría welter, el invicto porteño Leandro “Huracán” Fonseca (66,600 kg. y 6-0-1, 2 KOs) dominó al bonaerense Miguel Scaringi (66,500 kg. y 6-2, 3 KOs), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis asaltos, luego de enviarlo al suelo en el primero, en una esperada revancha, luego de que Fonseca lo venciera el 13 de noviembre pasado. Las tarjetas de los jueces fueron: Mariano Páez 59½-54, Guillermo Armani 60-53, y Ángel Gorreri 59-56.

Con mucha intensidad, Fonseca salió decidido desde la primera campana. Enérgico, el joven N° 10 del ranking argentino welter acorraló a Scaringi y con sus cruzados al rostro lo hizo tocar la lona con el puño en el primer round, recibiendo la correcta cuenta. Con mucha entereza física, el invicto avanzaba y dominaba a un rival incómodo, que buscaba responder. Pero las diferencias de potencia y contundencia eran notorias. Cada vez que Fonseca lanzaba, lastimaba mucho. En el tercero, cuarto y quinto lo tuvo algo sentido, con sus cruzados arriba y ganchos al cuerpo. Así, con solidez lo puso permanentemente contra las cuerdas y a puro ataque terminó cerrando la holgada victoria.

BASUALDO SE DESQUITÓ DE JUÁREZ

En combate complementario en categoría supergallo, y en otra revancha, la santafesina Juliana “La Profeta” Basualdo (53,900 kg. y 4-2) le quitó el invicto a la cordobesa Florencia “La Cordo” Juárez (52,600 kg. y 6-1, 1 KO), ex integrante de la selección argentina, por puntos, en fallo dividido, tras seis rounds, luego de que Juárez la noqueara en tres vueltas en 2019. Las tarjetas de los jueces fueron: Mariano Páez 59-57½ para Juárez, Ángel Gorreri 58-56 para Basualdo, y Guillermo Armani para 59½-57 para Basualdo.

Además, en división welter, el porteño Federico “El Tano” Schinina (62,900 kg. y 4-0, 2 KOs) sometió al bonaerense Cristian “Fuyi” Moris (64,800 kg. y 3-5-1, 1 KO), por nocaut técnico en el cuarto capítulo, luego de que el árbitro Cesáreo Morales detuviera la pelea ante la falta de respuesta del perdedor.

Finalmente, en peso superwelter, el local Brian “El Torero” Ronner (68,800 kg. y 3-0-1) venció al bonaerense Mauricio Sabattino (68 kg. y 1-1), por puntos, en decisión unánime, luego de episodios. Las tarjetas de los jueces fueron: Ángel Gorreri 40-36, Jesuan Letizia 39-37, y Guillermo Armani 40-36½.

LA PALABRA DE MARIO MARGOSSIAN

“Estamos muy contentos con la velada que tuvimos. Hernán Pérez silenciosamente se va consolidando como fondista. Hoy tiene dos títulos en su poder, y le ganó con mucha solvencia a un rival complicado. Villanueva lo avantaja en altura y en tamaño, pero ni siquiera influyó”, indicó Mario Margossian. “Siempre es un placer regresar a Mar del Plata, una ciudad que apuesta por el deporte. Nos recibió de la mejor manera, y por eso sabíamos que tendríamos un evento exitoso”, agregó.

“Además de la pelea estelar, tuvimos valores en ascenso en los combates complementarios. La revancha entre Fonseca y Scaringi fue excitande como se esperaba, pero tuvo un gran ganador. Fonseca es un prospecto que está creciendo a pasos agigantados, y lo demostró. Además, tuvimos el desquite entre Juárez y Basualdo, que ahora están igualadas. Y como si fuera poco, contamos con representación local con Braian Ronner, por lo que fue una verdadera fiesta deportiva”, consideró Mario Margossian.