Lovera fulminó a Rizo Patrón, Bastida destruyó a Romero en Barracas

El invicto pegador correntino Matías “Monzón” Lovera fulminó al potente chaqueño Juan “Chespi” Rizo Patrón, por nocaut técnico en el segundo asalto, y así conquistó el título argentino supermediano, que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Club Sportivo Barracas, de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En un duelo de noqueadores que se anticipaba electrizante, Lovera, actual Nº 1 del ranking argentino supermediano, no tuvo piedad de Rizo Patrón, Nº 5 del mismo escalafón, ex integrante del seleccionado argentino amateur, quien hizo pelea pero terminó cayendo duramente. Con la primera campana, dejaron en claro la ferocidad del encuentro. Rápidamente, “Monzón” marcó la distancia con su largo alcance y perforó la guardia rival con su punzante cross zurdo al mentón. Antes de finalizar en primer capítulo, Rizo Patrón respondió con su derecha cruzada a la mandíbula. Sin embargo, nadie podía imaginar lo que vendría. Porque al comenzar el segundo, el chaqueño tomó la iniciativa y presionó con continuidad al rostro con sus cross. Pero cuando “Chespi” avanzaba seguro y complicaba, el correntino lo encontró con un contundente uppercut zurdo al mentón, con que lo envió sentido a la lona. Con todo a su favor, nacido en Goya hace 23 años y radicado en San Miguel, Buenos Aires, fue por la definición. Con todo a su favor, “Monzón” castigó a placer con sus cross diestros y zurdos al rostro y cuando con el oriundo de Quitilipi visiblemente conmovido y con su guardia cayendo, lo fulminó con una resonante izquierda cruzada a la mejilla, que lo envió liquidado al suelo, obligando al árbitro Gustavo Tomás a decretar el fuera de combate que desató el estruendoso festejo de todo el público que colmó el escenario.

De esta forma, Lovera, que pesó 76,200 kg., que superó a cada rival entre los que se destacan el salteño José Yana y el bonaerense Hernán Pérez, llegaba del pasado 11 de mayo destruir al santafesino Jorge Caraballo en el segundo asalto en la ciudad de Buenos Aires, conquista su primer cinturón. Así, aumenta su marca a 14 victorias (11 KOs) y 1 empate. En tanto Rizo Patrón, que registró 74,700 kg., vencedor del neuquino Martín Molina, el bonaerense Damián García, el paraguayo Gustavo Domínguez Chamorro, que resignó su invicto ante el santafesino Hugo Quiroz y fue detenido por el imbatido chileno Julio Álamos, pero venía del 13 de septiembre último despachar al bonaerense Daniel Coronel en un round en Quitilipi, desmejora a 9 triunfos (8 KOs) y 3 derrotas.

En un explosivo combate de semifondo, desarrollado en categoría superwelter, el ascendente marplatense Lucas “El Tornado” Bastida (69,850 kg. y 12-1, 6 KOs) destruyó al ex campeón latino bonaerense Ezequiel “Herradura” Romero (69,350 kg. y 11-10-1, 5 KOs), por nocaut técnico en el primer asalto, al enviarlo al suelo en tres ocasiones.

Sin darse respiro, salieron a buscar. Más punzante y profundo, rápidamente Bastida, actual Nº 3 del ranking argentino superwelter, le ocasionó la primera caída con un toque sobre Romero, ex campeón latino welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Con toda confianza, el marplatense de 22 años fue a la carga y descargó una resonante derecha cruzada a la mejilla, que lo envió a la lona. Con todo a su favor, “El Tornado” fue por la definición y se lo llevó contra una esquina donde lo sometió a gusto, y finalizó con una derecha seguida de izquierda cruzada al rostro, con que lo mandó liquidado al suelo, obligando al árbitro Antonio Zaragoza a decretar el final.

En combate complementario, llevado a cabo en categoría superwelter, en duelo revancha y el tercero del historial personal, el ex campeón latino bonaerense Gabriel “Pibtull” Ledesma (69,700 kg. y 12-3-1, 6 KOs), ex campeón latino welter OMB, igualó con el entrerriano Daniel “Cainchi” Aquino (69,150 kg. y 18-6-1, 13 KOs), por puntos, en fallo mayoritario, tras seis rounds, y as el 7 de octubre de 2017 el bonaerense lo detuviera por nocaut técnico en el octavo episodio en la ciudad de Buenos Aires, y el 6 de enero de 2018 repitiera pero en el quinto, en Los Polvorines, Buenos Aires. Las tarjetas de los jueces fueron: Héctor Miguel 59-56 para Ledesma, Edgardo Codutti 57-57, y Alejandro Bokser 57½-57½.

En otra atracción de la noche, en división supermosca, la campeona argentina y sudamericana mosca, la invicta juninense Anahí “La Indiecita” López (51,300 kg. y 15-0-1, 1 KO), Nº 4 del ranking mundial mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y Nº 8 de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), dominó a la tucumana Natalia “El Huracán” Alderete (52,150 kg. y 3-3, 1 KO), Nº 6 del ranking argentino gallo, por puntos, en decisión unánime, tras seis capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 59-55, Carlos Azzinnaro 60-54, y Héctor Miguel 60-54.

Además, en división superwelter, el bonaerense Mariano Sandoval (68 kg. y 4-0, 2 KOs) liquidó al chaqueño Juan “Látigo” Coronel (67,350 kg. y 0-2), por nocaut técnico en el primer episodio, luego de enviarlo al suelo enviarlo al suelo una vez y tras ello, ante el incesante castigo del bonaerense la esquina arrojó la toalla, por lo que el árbitro René Godoy detuvo correctamente las acciones.

Finalmente, en peso ligero, el bonaerense Alexis “Picante” Broggi (59,400 kg. y 2-0) venció al puntano Juan “Gringo” Jofré (59,450 kg. y 0-3), por puntos, en decisión unánime, luego de cuatro giros, tras enviarlo al suelo en el tercero.  Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Azzinnaro 39½-36, Héctor Miguel 40-35, y Alejandro Bokser 39-37.