Cóceres dominó a Papeschi y Baldor a Gusmán

El ex múltiple campeón latino y retador mundialista entrerriano Marcelo “El Terrible” Cóceres se impuso sobre el ex monarca sudamericano bonaerense Sebastián “La Promesa” Papeschi, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título argentino supermediano interino, en uno de los combates estelares de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Complejo Deportivo del Club Atlético, Social y Deportivo Camioneros, en Luis Guillón, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En el otro combate estelar de la noche, en duelo revancha, el campeón argentino y sudamericano gallo, el ascendente bonaerense Luciano “Yiyo” Baldor, dominó al santiagueño Héctor “El Duende” Gusmán, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título fedebol gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que se encontraba vacante.

Se trató del segundo evento del esperado regreso del boxeo en tierras argentinas desde la irrupción de la pandemia del Coronavirus COVID-19, y estuvo a cargo de la misma compañía que promovió el regreso a la actividad boxística en el país el pasado 30 de octubre en el mismo escenario, y la misma promotora que también realizó el último espectáculo boxístico en el país pre pandemia, el pasado 13 de marzo en la Federación Argentina de Box (FAB). Se trató de en una nueva velada a puertas cerradas para el público, que contó con los más estrictos controles de seguridad siguiendo al pie de la letra los protocolos sanitarios, emanados por las autoridades sanitarias nacionales y municipales, así como también por la FAB.

En un choque excitante, Cóceres, actual Nº 5 del ranking argentino mediano, ex campeón latino superwelter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), latino del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y fedebol AMB de los medianos, sacó parte de lo mejor de su repertorio para doblegar a Papeschi, Nº 1 del escalafón nacional supermediano, ex monarca sudamericano de la división, que presentó dura batalla. Apelando a su mejor dominio de ring, correctos desplazamientos y sobre todo la precisión de sus impactos, en forma de punzantes jabs zurdos y ráfagas de cruzados y ganchos a la zona alta, el entrerriano justificó su victoria. Incluso en el segundo capítulo, estuvo cerca de definirla al conectar una potente izquierda cruzada a la mejilla, con que envió al bonaerense duramente al suelo. Si bien el lujanense presentó batalla, “El Terrible” conectó los mejores y más profundos envíos, para terminar llevándose una merecida victoria.

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Jorge Gorini 97½-94, Javier Geido 96-95, y Alejandro Bokser 97-92, todas a favor de Cóceres.

Luego de un inicio de estudio, Cóceres hizo pesar su mayor velocidad y precisión. En el segundo capítulo, esperó su momento y con un potente cross zurdo a la mejilla, envió al bonaerense pesadamente a la lona. Con su jab siempre firme, el nacido en Villaguay, Entre Ríos, hace 29 años, fue martirizando el inflamado pómulo izquierdo del lujanense. Si bien Papeschi avanzaba enérgicamente buscando con su cruzado y boleado, el entrerriano seguía comandando. El oriundo de Luján, de 29 años, encontró dos izquierdas cruzadas plenas al rostro en el quinto, Cóceres respondió con su cross diestro al mentón. En el sexto, ambos intercambiaron en la corta distancia en intensos cruces a la zona alta, y en la paridad, la mayor justeza del entrerriano sacaba diferencias. Cada vez que se sucedían pasajes de equilibrio, “El Terrible” daba la nota con su cross diestro a la mejilla, lo que se repitió en el séptimo y octavo. Si “La Promesa” avanzaba y acertaba su izquierda en la corta distancia, la movilidad y plasticidad del entrerriano le permitían impactar con mayor claridad. En el noveno Papeschi salió decidido y conectó su izquierda cruzada a la mejilla por duplicado. Pero nuevamente apareció el jab de Cóceres para marcar la distancia y retomar el control. Con ambos intercambiando, llegaron al desenlace de un duelo caliente y emotivo, pero con merecido vencedor.

De esta forma, Cóceres, que pesó 73,550 kg., vencedor entre otros del porteño Sergio Sanders, los brasileños Adonisio Reges y Claudinei Lacerda, los bonaerenses Mateo Verón y César Vélez, el rosarino Sebastián Luján, el bonaerense Abel Adriel, el chileno Mirko Manquecoy, el pampeano Cristian Zárate, el brasileño Davi Eliasquevici, y el brasileño Carmelito De Jesús y el porteño Germán Peralta, llegaba tras el 9 de noviembre ceder su invicto frente al inglés Billy Joe Saunders en el onceavo asalto por el título mundial supermediano OMB en Los Ángeles. Estados Unidos. Así, aumenta su marca a 29 victorias (15 KOs), 1 derrota y 1 empate. En tanto Papeschi, que registró 74,700 kg., tras imponerse al santafesino Hugo Quiroz, el bonaerense Francisco Torres, el porteño Tomás Reysono y el tucumano Cristian Ríos, tras caer con el cubano William Scull, venía del 28 de diciembre repetir sobre Ríos en fallo unánime, desmejora a 15 triunfos (6 KOs) y 3 reveses.

En el otro combate estelar de la noche, en duelo revancha, el campeón argentino y sudamericano gallo, el ascendente bonaerense Luciano “Yiyo” Baldor (53,150 kg. y 16-2, 1 KO), dominó al santiagueño Héctor “El Duende” Gusmán (53,250 kg. y 15-7, 9 KOs), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así conquistó el título fedebol gallo AMB, que se encontraba vacante, luego de que el bonaerense se impusiera en decisión unánime tras seis capítulos el 7 de junio de 2019 en Cutral Có, Neuquén.

Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 100-89, Jorge Gorini 100-89, y Alejandro Bokser 100-89. Cabe remarcar que el santiagueño recibió el descuento de un punto en el décimo capítulo producto de reiteradas infracciones.

Con su llamativa estatura 1,81 m, Baldor dominó cada pasaje con su largo jab zurdo seguido de su cross diestro a la zona alta. Frente a un Gusmán movedizo pero que no lograba llegar con claridad. Firme y preciso, mantenía la media y larga distancia para combinar sus rectos y cruzados al rostro, añadiendo sus ascendentes al mentón. Con el paso de los capítulos, las diferencias eran cada vez más amplias. Seguro, el nacido en Avellaneda hace 25 años y radicado en Burzaco, repetía sus combinaciones de jab y cross al mentón, y agregaba sus ganchos a las costillas. Como si fuera poco, en el último episodio, el árbitro Lucas Katalinich le descontó un punto al santiagueño, producto de reiteradas infracciones con su cabeza. Tras ello, solo habría tiempo para el perpetuo dominio de “Yiyo”, que luego de la decisión, se adjudicaría su tercer cinturón.

En el principal combate complementario, desarrollado en categoría mediano, el campeón sudamericano mediano, el ascendente marplatense Lucas “El Tornado” Bastida (69,700 kg. y 14-1, 7 KOs), Nº 1 del ranking argentino mediano, castigó al bonaerense Marcelo “El Loco” Bzowski (70,450 kg. y 11-13-3), Nº 5 del escalafón nacional superwelter, hasta derrotarlo por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis asaltos. Las tarjetas de los jueces fueron: Alejandro Bokser 58-56, Javier Geido 59-55½, y Jorge Gorini 59½-56.

En otra atracción de la noche, en candente duelo revancha llevado a cabo en división supermosca, el campeón argentino mosca, el formoseño Junior “El Demonio” Zárate (52,100 kg. y 14-2, 5 KOs), superó al chaqueño Leandro “El Pumita” Silva (51,800 kg. y 5-6-3, 3 KOs), Nº 4 del ranking argentino supermosca, por puntos, en fallo unánime, tras ocho rounds, y así repitió lo ocurrido el 21 de septiembre de 2018 cuando se impuso en decisión unánime tras ocho episodios en Quilmes, Buenos Aires. Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 77-76½, Jorge Gorini 78½-75½, y Alejandro Bokser 77½-75½.

Finalmente, en peso supermosca, en duelo entre bonaerenses, Débora “Polvorita” Gómez (51,900 kg. y 6-4-1), Nº 4 del ranking argentino mosca, venció a María Sol Baumstarh (50,850 kg. y 2-3-1, 1 KO), Nº 5 del escalafón nacional minimosca, por puntos, en decisión dividida, luego de cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Alejandro Bokser 39½-37½, y Jorge Gorini 39½-37½, ambas para Gómez, mientras que Javier Geido decretó 39-37½ para Baumstarh.