Quintana liquidó a Arce y se quedó con título sudamericano

 Agustín Quintana vs. Facundo Arce -- Fotos: Boxeo de Primera /// Velada: Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian

Agustín Quintana vs. Facundo Arce -- Fotos: Boxeo de Primera /// Velada: Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian

El campeón latino y ascendente bonaerense Agustín “Sugar” Quintana liquidó al doble campeón regional bonaerense Facundo “Topo” Arce, por nocaut en el quinto asalto, y así conquistó el título sudamericano ligero, que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Microestadio Municipal Ricardo Rusticucci, de Pilar, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el combate semiestelar de la noche, bonaerense Yoel “El Chacal” Peralta dominó al experimentado Luis Vera, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis asaltos, en categoría superwelter.

En un encuentro que se esperaba explosivo, Quintana (ahora 16-1-1, 11 KOs), actual N° 2 del ranking argentino ligero y que ya sumara el cetro latino ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), se tomó sus tiempos para luego castigar hasta definir a un valiente Arce (14-6-2, 7 KOs), N° 5 del mismo escalafón, que fuera campeón fedebol de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en pluma y ligero, y dejó todo en el ring.

Luego de un round inicial de estudio, a partir del segundo “Sugar” comenzó a establecer su superioridad. Con punzantes jabs, seguidos de cruzados y boleados, marcaba diferencias. Si bien “Topo” se mantenía en pelea, sus golpes no ocasionaban el mismo efecto. Más fuerte físicamente y mucho más potente, Quintana seguía extendiendo ventajas. Hasta que en el quinto, “Sugar” salió a arrollarlo, lo puso contra las cuerdas y descargó una combinación que finalizó con un fulminante uppercut zurdo al mentón, con que lo envió a la lona, donde escuchó toda la cuenta del árbitro Antonio Zaragoza.

Fiel a su costumbre, Arce salió decidido a presionar y llegó con sus cruzados. Sin embargo, de contragolpe, Quintana respondió con dos izquierdas firmes que lo frenaron. Más punzante en el segundo round y tercero, Quintana marcó claras diferencias. Filtró sus largos jabs zurdos seguidos de profundas derechas cruzadas y ascendentes al mentón. Con cada impacto a fondo, hacía retroceder a su rival.

Más activo en el cuarto, “Sugar” combinó su jab con profundos cross y uppercuts al mentón, y boleados a la sien. No obstante, en la corta distancia, el “Topo” acertaba réplicas al rostro, sin lastimar. Pero en el quinto, el crédito de San Francisco Solano salió con todo. Con mucha decisión, fue a buscarlo y lo llevó contra las cuerdas. Allí, combinó una furiosa ráfaga de derecha cruzada a la mandíbula -que no llegó plena- seguido de un fulminante uppercut zurdo al mentón, con que envió a un liquidado Arce al suelo -quien cayendo recibió otra derecha sobre su rostro-. Más allá de un atisbo de intento Arce no estaba en condiciones y en la lona escuchó la cuenta de Zaragoza llegar a diez, quien decretó el fuera de combate al minuto exacto del capítulo, y así desató el reconocimiento del público que colmó el estadio.

A los 25 años, Quintana, que pesó 61,150 kg., se consolida como una de las figuras del boxeo nacional. Vencedor entre otros de Adrián Maidana, Braian Sánchez, Gabriel Puñalef Calfín y Cristian Villarreal, llegaba de un 2021 con resonantes victorias como su nocaut sobre el monarca nacional Claudio Daneff -por el título latino CMB- y del 8 de octubre dominar a Esteban Stodulsky en amplio fallo unánime. En tanto Arce (60,850 kg.), que superara a Ignacio Perrín, Claudio Echegaray y Nicolás Paz, tras sus traspiés con Antonio Pérez y Matías Leiva, venía del 22 de diciembre despachar a José García en tres vueltas, pero nada pudo hacer.

PERALTA DOMINÓ A VERA EN LA SEMIESTELAR

En el combate semiestelar de la noche, en categoría superwelter, el ascendente bonaerense Yoel “El Chacal” Peralta (69,300 kg. y 10-1-1, 2 KOs) dominó al experimentado bonaerense Luis Vera (69,700 kg. y 11-19-2, 1 KO), por puntos, en un amplio fallo unánime, tras seis asaltos, luego de enviarlo al suelo y ocasionarle el descuento de un punto, todo en el primero.

Las tarjetas de los jueces fueron: Jorge Gorini 60-53, Héctor Miguel 59-53, y Marcos Barbero 59-53.

Rápidamente, Peralta, N° 7 del ranking argentino welter, salió a mostrar su agresividad y con un profundo recto diestro seguido de cross zurdo a la mandíbula envió a su rival al suelo. Muy sentido mientras se recuperaba, Vera escupió su protector bucal buscando ganar tiempo, y aire por lo que el árbitro Gerardo Poggi le descontó correctamente un punto. Luego de manejar el segundo round, en el tercero Peralta agregó su gancho zurdo al cuerpo.

Con superioridad en el cuarto y quinto, el apodado “Chacal” repitió sus ganchos zurdos a la zona hepática. Sin embargo, no aceleraba a fondo. Sobre el final, el local continuó manejando las acciones merced a su mejor línea técnica, precisión y sus desplazamientos para evitar los estériles arrestos de Vera. Así, se llevó la merecida decisión.

TRIUNFOS DE ÁVILA Y MARÍNGOLO

Más allá de los duelos estelares, una atractiva programación completó la cartelera. En categoría mediopesado, el marplatense Leonel “Fachín” Ávila (76,800 kg. y 4-0, 1 KO) dio cuenta del porteño Rodrigo Rajoy (78,800 kg. y 0-2-1), por nocaut técnico en el tercer round, luego de conectar una fulminante derecha al mentón, que lo envió pesadamente al suelo, golpeando su cabeza contra la lona, por lo que el árbitro Lucas Katalinich señaló inmediatamente el final a los 2’:25” del capítulo.

Finalmente, en división mediopesado, el porteño Gonzalo “El Príncipe” Maríngolo (78,500 kg. y 2-0-1) venció al bonaerense Maximiliano Silva (77,500 kg. y 0-5-1-1 sd), por puntos, en una amplia decisión unánime, tras cuatro capítulos, y ocasionarle una cuenta de pie en el primero. Las tarjetas de los jueces fueron: Héctor Miguel, Carlos Azzinnaro y Marcos Barbero, todos 40-35.

LA PALABRA DE MARIO MARGOSSIAN

“Estamos muy felices con el evento. En primer lugar, la actuación de Agustín Quintana fue descollante. Se enfrentaba a Facundo Arce, que es un grandísimo boxeador, y demostró su nivel. Es uno de los mejores del país y de toda la región. Tuvo un 2021 tremendo. Ahora dejó en claro que sigue evolucionando permanentemente. Facundo es un boxeador que siempre deja todo en el ring. Lo tenemos desde chico y siempre brinda espectáculo. Hoy no fue la excepción. Pero Agustín simplemente fue superior. La técnica y fortaleza que demuestra, lo convierte en uno de los boxeadores argentinos con mayor futuro. Además, la definición fue de antología. Así que estamos muy contentos con el nivel boxístico exhibido. Pocas veces en el país se puede montar una pelea así. Y lo hicimos», inició Mario Margossian.

«En segundo orden, tuvimos la victoria de Yoel Peralta sobre Luis Vera. En primer término, Yoel comenzó muy bien. Parecía que se terminaba rápido. Pero a Luis se lo conoce hace tanto tiempo. Se enfrentó a los mejores y siempre da batalla. Por eso llegó al sexto round de pie, y pudo escuchar la decisión. De todas formas, el triunfo fue muy amplio y merecido para Yoel. Día a día, sigue creciendo. Y sabemos que en breve disputará un título«, agregó Mario Margossian.

«Por otra parte, tuvimos mucha acción en la peleas complementarias. Por un lado, Ávila demostró que está para cosas importante. Se sacó de encima a un duro Rajoy. Ahora, está listo para lo que venga. Por otra parte, Maríngolo ganó muy bien su encuentro frente a Solís. Por ello, tranquilamente podrían enfrentarse Ávila y Maríngolo en su siguiente combate. Pero serán cuestionse para ir analizando. Por lo pronto, agradecemos a Pilar, que vive el boxeo como pocas. Y nos vamos conformes, tras una fiesta deportiva», consideró Mario Margossian.