Bastida dominó a Villalobos y sigue siendo campeón

 Lucas Bastida vs. José Villalobos - Mario Margossian

Lucas Bastida vs. José Villalobos - Mario Margossian

El campeón sudamericano mediano, el ascendente marplatense Lucas “El Tornado” Bastida, se impuso sobre el cordobés José “Tsunami” Villalobos, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por tercera ocasión su corona, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Polideportivo Libertad, de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En un combate dramático y que parecía se definía en los primeros minutos, la potencia, profundidad de envíos y explosión, marcaron las amplias diferencias para el campeón. Es que Bastida (ahora 17-1, 9 KOs) salió con toda fiel a su estilo, sometió a Villalobos (13-7-2, 8 KOs) y lo envió a la lona dos veces en el primer round. En ese mismo capítulo, el retador -muy sentido- recibió el descuento de un punto por parte del árbitro Gerardo Poggi, por arrojar deliberadamente el protector bucal, cuando parecía liquidado. Tras ello, el cuarto, el campeón volvió a mandarlo al suelo duramente. Pero a partir de ahí, una merma física del campeón y el oficio de su rival tornaron más dramático un combate, que terminó con victoria holgada y merecida para el local.

Las tarjetas de los jueces fueron: Mariano Páez 96½-91½, Alejandro Bokser 94-92, y Guillermo Armani 96-91, todas para Bastida.

Decidido desde la primera campana, “El Tornado” salió con todo. Rápidamente impactó su cross diestro a la sien, con que hizo a Villalobos poner rodilla en la lona. Luego del pase, fue a arrollarlo. Lo puso contra las cuerdas y conectó una profunda izquierda a la mandíbula de un cordobés sentido, que volvió a irse al suelo. Buscando aire, Villalobos arrojó deliberadamente su protector bucal, por lo que fue penalizado con un punto. Parecía que se terminaba rápido. En los dos capítulos siguientes, el dueño de casa siguió por la misma tónica y lo sometió con derechas e izquierdas cruzadas al rostro, sumadas a sus potentes ganchos a las costillas. Pero lentamente el retador reaccionó y encontró un gancho zurdo al cuerpo. Cuando parecía que Villalobos se agrandaba en el cuarto, el marplatense soltó una resonante derecha cruzada al mentón, con que lo envió de espaldas a la lona.

A pesar de las caídas, “Tsunami” estaba suelto. Con su movilidad, complicaba a un local algo cansado. Pero cada vez que el campeón lo encontraba, se hacía sentir. Lastimó en el quinto, pero con menos movilidad. Peleando a cara descubierta, se cruzaron con intensidad en el sexto y séptimo. Hasta que en el octavo, el retador llegó claro con sus boleados diestros a la sien del favorito, que debió amarrarlo. Sobre el final, Bastida evitó los riesgos peleando desde afuera. Si bien Villalobos acertó sus envíos, no lastimaba y el campeón conectó dos profundas derechas cruzadas a la mejilla, con que lo hizo dar dos pasos atrás, y así aseguró su victoria.

Así, Bastida, que pesó 70,900 kg., y había ganado cinco de sus últimas seis peleas por nocaut, defendió por tercera vez el cetro que título que conquistó el 11 de enero de 2020 al fulminar a Gonzalo Chaparro en el primer round, y que retuvo sobre Sergio López en un round, y Germán Peralta en tres. Con 24 años, y luego de dejar atrás los peores momentos de su vida, dominó a Villalobos (72,400 kg.) y sigue afirmándose como uno de los más importantes proyectos del boxeo argentino.

YANCAQUEO SUPERÓ A DIONICIUS CON POLÉMICA

Más allá del duelo estelar, una atractiva programación completó la cartelera. En combate complementario, desarrollado en categoría supergallo, la pampeana Gloria “La India” Yancaqueo (54,500 kg. y 8-11-3, 2 KOs), superó a la ex campeona mundial entrerriana Débora “La Gurisa” Dionicius (54,200 kg. y 30-3, 6 KOs), por puntos, en fallo unánime, tras seis asaltos, en una de las sorpresas más importantes de los últimos tiempos.

Las tarjetas de los jueces fueron: Mariano Páez 58½-58, Alejandro Bokser 59-56, y Guillermo Armani 58½-57, que desataron la controversia.

Luego de un inicio trabajo, Dionicius comenzó a encontrar la claridad. La ex campeona mundial supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y actual monarca nacional gallo conectó su derecha cruzada a la mejilla y su gancho zurdo a las costillas de una rival agresiva.

Frontal en su avance, Yancaqueo impactaba su derecha en cross arriba pero colocaba su cabeza peligrosamente. Pero poco a poco, la dos veces galardonada como la “Boxeadora del Año” por la FIB abrió la guardia rival con su jab zurdo y descargó punzantes cross diestros a la mandíbula. A pesar de los amarres, “La Gurisa” manejaba las distancias y si bien no lucía, su mayor movilidad y precisión, parecían hacer que se llevaría el resultado. Sin embargo, la decisión de los jueces sorprendió a todos.

GRANADINO DOBLEGÓ A BAUMSTARH Y DESNIVELÓ EL HISTORIAL

En combate complementario, en una intensa revancha en la división mosca, la campeona argentina minimosca y retadora mundialista bonaerense Ayelén “Piru” Granadino (49,900 kg. y 6-1-2), doblegó a la bonaerense María Sol Baumstarh (49,200 kg. y 2-5-1, 1 KO), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds, y así desniveló el historial personal luego de que el 20 de abril de 2019 igualaran en decisión mayoritaria tras cuatro vueltas. Las tarjetas de los jueces fueron: Mariano Páez 58-57½, Alejandro Bokser 58-56½, y Guillermo Armani 58½-58½.

Finalmente, en peso ligero, en choque de debutantes, el local Mariano “Bonito” Bertola (58,300 kg. y 1-0) venció al pampeano Esteban “Elegante” Castillo (59,800 kg. y 0-1), por puntos, en decisión unánime, tras cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Mariano Páez 40-36, Alejandro Bokser 40-36½, Guillermo Armani 39½-37.

LA PALABRA DE MARIO MARGOSSIAN

“Estamos contentos con la gran velada que tuvimos. Después de lo que pasó, Lucas Bastida demostró que ha dejado atrás esos malos momentos de los que fue víctima. Ahora, se centra en su carrera deportiva. Y dejó en claro que es el mejor de su categoría en el país. Hoy se enfrentó a un duro rival, con mucha experiencia. Lo pudo resolver y ya está enfocado en los grandes desafíos que se le vienen”, indicó Mario Margossian. “Siempre es un placer regresar a Mar del Plata, una localidad que apuesta por el deporte. Por eso, sabíamos que sería una noche exitosa”, agregó.

“Además de la pelea estelar, tuvimos importantes nombres en los combates semiestelares. Y creo que con ello terminamos conformando un importante evento”, consideró Mario Margossian.