Baldor destronó a Gómez y se consagró en Barracas

El ascendente bonaerense Luciano “Yiyo” Baldor se impuso sobre el campeón sudamericano gallo, el bonaerense Pablo “Pablito” Gómez, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así lo destronó de su corona, y además conquistó el título argentino gallo, que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Club Sportivo Barracas, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En un duelo que se esperaba equilibrado, Baldor, actual Nº 2 del ranking argentino gallo, de sorprendente altura para la división con su 1,80 m, debió esmerarse al máximo para superar a Gómez, Nº 3 del escalafón nacional gallo, que con su movilidad complicó. Por momentos boxeando en retroceso y cediendo la iniciativa, “Yiyo” debió reponerse a algunos capítulos adversos para encontrar los espacios y conectar los impactos más claros y que generaron mayores consecuencias en el rival. Y con el duelo sumamente cambiante y parejo, cuando se repartían el dominio, cerró mejor los rounds finales para llevarse la ajustada decisión y sus primeros cinturones nada menos que en día de su cumpleaños, que desató el festejo de todo el público que colmó el escenario.

Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Hugo Vainesman 97½-96, Javier Geido 97½-94, y Néstor Savino 97-93, todas para Baldor.

En un inicio equilibrado, Gómez, consciente de la diferencia de altura, apostó a su movilidad para presionar con sus repetidos cruzados al pecho y plexo de su rival. Poco a poco, Baldor soltó jab zurdo y su cros diestro, más algún uppercut al mentón, para ir emparejando. Con las acciones disputadas, se repartían el dominio del ring hasta el cuarto capítulo. La velocidad de piernas le permitía a “Pablito” acortar la distancia e impactar su cross y boleado a la sien, pero “Yiyo” respondía desde la media y larga con su cruzados y ascendente al rostro. A pesar de los yerros, el ritmo propuesto por el el nacido en Los Polvorines hace 28 años complicaba el andar del retador, en el sexto y séptimo, aunque sin golpes que generaran gran daño. Pero en el octavo, Baldor reaccionó y luego de frenarlo con un gancho pleno a las costillas, lo encontró con un certero uppercut al mentón, que lo hizo retroceder. En el noveno intercambiaron con profundidad, alternándose el dominio en la corta distancia. Y sobre el final, el representante de Burzaco de 25 años cerró mejor e impactando los envíos más claros.

De esta forma, Baldor, que pesó 53,450 kg., quien tras dejar sin invicto al jujeño Juan Jurado y vencer al bonaerense Nicolás Aquino llegaba del 7 de junio último doblegar al santiagueño Héctor Gusmán en fallo unánime en Cutral Có, Neuquén, conquista sus primeros títulos. Así, aumenta su marca 14 victorias (1 KO) y 2 derrotas. En tanto Gómez, también registró 53,450 kg., resignó el cetro sudamericano que obtuvo el 28 de julio último al destronar al entonces invicto sanjuanino Carlos Sardínez en decisión unánime en Villa Carlos Paz, Córdoba, y venía del 9 de febrero dominar al salteño Miguel Salazar unánimemente en la ciudad de Buenos Aires, desmejora a 11 triunfos (1 KO), 10 reveses y 2 empates.

En un accidentado y polémico combate de semifondo, desarrollado en categoría superpluma, el salteño Daniel “Zurdo” Sosa (58,950 kg. y 5-3, 1 KO) detuvo al noqueador neuquino Damián “Chiva” Rojas (58,350 kg. y 9-2, 8 KOs), por nocaut técnico en el cuarto asalto, en un claro error arbitral por parte del réferi Lucas Katalinich, quien interpretó como golpe un cabezazo que generó un profundo corte en el neuquino, quien no pudo continuar.

Luego de un inicio de estudio, Rojas, actual Nº 8 del ranking argentino superpluma, comenzó a filtrar su cruzados a la zona alta. Si bien conectaba los golpes más plenos, Sosa estaba en pelea y no había grandes desbordes. Hasta que en el cuarto capítulo, con el neuquino retrocediendo, y al salir de un clinch, el salteño chocó con su cabeza a Rojas involuntariamente, pero suficiente para generar un profundo corte en su ceja derecha. Tras ser revisado, el médico indicó que el neuquino no podía continuar. Y tras ellos, erróneamente Katalinich señaló nocaut técnico a favor del salteño, aduciendo que el corte había sido ocasionado por un golpe. A pesar de recibir la sugerencia de revisar la repetición televisiva -como lo ampara el reglamento- Katalinich se rehusó y se mantuvo en su posición, que desató el reproche de todos los presentes.

En combate complementario, llevado a cabo en categoría ligero, en duelo de bonaerenses, el nacido en Marcos Paz, Facundo “Topo” Arce (59,800 kg. y 10-2-1, 4 KOs), actual Nº 8 del ranking argentino ligero, demolió al sanmiguelense Martín “El Negro” Rocha (59,550 kg. y 4-6, 1 KO), por nocaut técnico en el sexto round, luego de ocasionarle cuenta de pie en quinto producto de cross diestro a la sien, otra en el sexto por dos cruzados potentes al mentón, y tras un nuevo castigo la esquina sanmiguelense arrojó la toalla, obligando al árbitro Antonio Zaragoza a detener la contienda.

En otros resultados de la noche, en división welter, en choque de bonaerenses, el ranchero Nicolás “Nico” Demario (64,550 kg. y 10-4-2, 5 KOs) superó al sanmartiniano Maximiliano Guerra (64,350 kg. y 3-3-1, 1 KO), por puntos, en decisión dividida, tras cuatro capítulos. Las tarjetas de los jueces fueron: Mirta Jara 40-37, y Hugo Vainesman 39½-37½, ambas para Demario, mientras que Néstor Savino falló 39-37 para Guerra.

Finalmente, en peso welter, en duelo entre debutantes, el porteño Sebastián “El Lobby” Cabaña (65,450 kg. y 1-0) venció al bonaerense Ángel Bolatti (65,400 kg. y 0-1), por puntos, en decisión unánime, luego de cuatro episodios. Las tarjetas de los jueces fueron: Javier Geido 40-36, Mirta Jara 40-36, y Néstor Savino 40-36.